Prequentas Frecuentes

Estándares de Envíos

Conocer el tiempo de entrega prevista

Debe recibir su pedido dentro del plazo de tiempo establecido por el comerciante. Si el vendedor no le da un plazo de tiempo específico, su pedido le será enviado dentro de los 30 días después de haber recibido el encargo.

De acuerdo con la Directiva Europea de Venta a Distancia, la compañía tiene que avisarle en caso de no tener existencias del artículo encargado. Los estados miembros pueden proporcionar, bajo ley, una disposición en la que la compañía tiene el derecho de entregar un producto igual en calidad y precio en lugar de la devolución del importe. Esta opción debe ser acordada en el contrato. Para más detalles acerca de cómo se aplica en la legislación nacional, consulte por favor con su legislación local.

Cambios y Devoluciones

Cómo devolver un producto con el que no está satisfecho

¿Qué ocurre si simplemente cambié de opinión? La Directiva Europea de Venta a Distancia ofrece el derecho de rescisión al consumidor que realiza un pedido a través de un contrato a distancia. Así pues, el consumidor dispone de un plazo de al menos siete días laborales para rescindir el contrato sin tener que dar ninguna razón. El único cargo que se le puede imputar al consumidor que ejerce el derecho de rescisión es el de los gastos de envío de la mercancía. Para más información consulte las condiciones de compra de la compañía y la legislación local.

Disputas y Protección de Tarjetas de Crédito/Débito

En todos los países europeos la ley le protege al usar su tarjeta de crédito o débito para efectuar compras, ya sean electrónicas, por teléfono, por correo o en una tienda.

Las leyes locales deben permitirle reclamar un error de facturación (ya sea por un importe incorrecto o por un producto que no haya comprado) sin pagar el importe durante el periodo de disputa. Para maximizar su protección, debe enviar una carta a la dirección del acreedor que aparece en la factura mensual, en el apartado de “preguntas sobre su factura”. Recomendamos que en la carta incluya su nombre, dirección y número de tarjeta de crédito, así como una descripción del error de facturación junto con una copia de la factura. Asegúrese de conservar una copia de su carta. Pese a no estar estipulado en la legislación nacional, las buenas prácticas dictan que el acreedor debe reconocer por escrito su queja dentro de los 30 días siguientes a la recepción de la carta, a menos que el problema se haya resuelto durante ese periodo de tiempo.

Según la legislación nacional, su responsabilidad por el uso no autorizado de su tarjeta de débito queda definida por su banco o proveedor de tarjeta, dependiendo del momento en que denuncie la pérdida.

Asegúrese de estar informado y atento a estas disposiciones y normas cuando utilice su tarjeta de débito o crédito. Para estar seguro de sus derechos, consulte hasta dónde llega la responsabilidad de su banco.